Mitología griega, todo lo que debes saber de ella y más

Uno de los grandes temas tanto en la literatura como en otras áreas de conocimiento, es la mitología griega. De hecho, es considerado el conjunto de mitos y leyendas que forman parte de la cultura de la Antigua Grecia y sus deidades han sido representadas de diversas maneras.

Mitología griega

Mitología griega

La mitología griega ha sido considerada como una de las más conocidas a nivel mundial, bien sea por sus personajes o por los mitos que la integran. De hecho, muchos de ellos son el origen de términos que aún continúan usándose en la actualidad.

Seguramente has escuchado los nombres de Zeus, Afrodita, Apolo, Poseidón, Pandora, Las musas, entre muchos más. Todos ellos pertenecen a la mitología griega y de su historia derivan otros mitos que han traspasado el territorio griego para expandirse por todo el mundo.

Muchos de los personajes y las deidades de la mitología griega han sido caracterizados en producciones literarias, audiovisuales, artísticas y cualquier otro tipo de manifestación cultural. Es muy común que al conocer la historia de uno de ellos, esté implicado otro y así sucesivamente se van enlazando los relatos, dando a conocer cada vez más su influencia mundial.

De hecho, hay quienes sienten tanto interés por la mitología griega que les encanta conocer acerca de la relación de sus deidades, el origen de términos, lo ocurrido en la historia de Grecia y su similitud con personajes pertenecientes a otra mitología, como por ejemplo a la romana, la cual es la más comparada con esta cultura.

Más de la mitología griega

Estos mitos y leyendas tienen en su relato la presencia de dioses, héroes, la naturaleza del mundo desde su perspectiva, los orígenes y el significado de sus propios cultos y actividades rituales. Pertenecían a la religión de la Antigua Grecia, la cual veneraba a los dioses olímpicos, quienes eran los más destacados y pertenecían al panteón griego, que se encontraba en el monte Olimpo.

De hecho, los especialistas es realizar las investigaciones en torno a esta cultura, actualmente acuden a la revisión de los mitos y los estudian para obtener información relacionada con las instituciones religiosas y políticas de la civilización griega. Además, parte de la indagación también la llevan a cabo para comprender la naturaleza de la creación de esos relatos.

Es muy común, observar cantidades amplias de manifestaciones artísticas asociadas a la mitología griega. Incluso en la actualidad la historia de sus personajes se ha dado a conocer con mayor profundidad debido a los medios audiovisuales, en especial los documentales y políticas que describen los relatos asociados a ellos.

A través de la mitología griega se ha buscado establecer el origen del mundo para los griegos y las aventuras de sus dioses, héroes y criaturas mitológicas. La difusión de los relatos se debe a la tradición poética oral y  con el transcurrir del tiempo se ha ido expandiendo debido a su descripción en la literatura griega.

Diversas fuentes de la mitología

Se considera que las fuentes literarias antiguas más destacadas son los poemas épicos de la Ilíada y La Odisea, atribuidos al poeta griego Homero. En ellas se trata como tema principal lo ocurrido en la Guerra de Troya.

Además de estas obras literarias, también destaca el poeta griego Hesíodo, a quien se le considera como el escritos de la Teogonía, donde se describe el origen del cosmos y el linaje de las deidades de la mitología griega, así como el poema de Trabajos y días, del mismo autor.

En el poema de Trabajos y días, se encuentran relatos acerca del origen del mundo, la sucesión de los gobernantes divinos y épocas humanas y también de donde se originó las tragedias humanas y costumbres sacrifícales de la civilización griega. Otros poemas destacados de la mitología griega, son los denominados Himnos Homéricos. Estos son una colección de 32 a 34 poemas épicos cortos, también atribuidos a Homero. Clasificados en fragmentos de poesía épica del ciclo troyano.

El ciclo troyano constituye una serie de poemas de la Grecia Arcaica, donde se describen los sucesos ocurridos en la Guerra de Troya. De hecho, es donde estaban la Ilíada y La Odisea. Así como los poemas liricos, descritos en las obras de los dramaturgos del siglo V a.C, también en documentos de los investigadores y poetas pertenecientes al denominado periodo helenístico.

Mitología griega

Civilización griega y el misticismo

Entendiendo el periodo helenístico como el lapso histórico de la Antigüedad que abarca la muerte del rey Alejandro Magno 323 a.C. y el suicidio de la reina Cleopatra VII de Egipto, considerada como la última soberana helenística y su amante Marco Antonio, luego de la batalla de Accio en 31 a.C.

También se asocia a esta mitología, los documentos de la época del Imperio romano de autores como los griegos Plutarco y Pausanias. Conoce más de Afrodita.

Gran parte de la investigación de la mitología griega se debe a lo encontrado en los estudios arqueológicos donde se localizaron objetos que tenían como decoración figuras de sus deidades y héroes. Muchos de esos objetos eran diseños geométricos de cerámica que datan del siglo VIII a.C. En ellas estaba representadas escenas del Ciclo Troyano y también las aventuras del héroe Heracles, también conocido como Hércules.

A su vez, en los periodos arcaico, clásico y helenístico, se evidencia escenas mitológicas homéricas y de otras fuentes, que complementaron las obras literarias. A partir de todos esos hallazgos se empezó a difundir esta civilización y empezó a influir en la cultura, el arte y la literatura de la civilización occidental.

Mitología griega

Incluso pasó a formar parte del patrimonio y lenguaje cultural occidental, siendo inspiración para muchos poetas y artistas desde la antigüedad a la actualidad. Con el paso del tiempo, sus relatos se han dado a conocer por todo el mundo y cada vez más se continúa ampliando la información de esta cultura.

Fuentes de la mitología griega

Actualmente la mitología griega es conocida por la literatura griega y por las representaciones de ella en las manifestaciones artísticas, las cuales se dieron a conocer desde el periodo geométrico. Siendo ese lapso de tiempo una etapa arqueológica de Grecia, que recibe esa denominación por el estilo de decoración de la cerámica. Así que constituye desde el año 900 a.C.

Fuentes literarias

Es muy común que al mencionar la mitología griega, inmediatamente se establezca una relación con las obras literarias de la Ilíada y La Odisea. De hecho, los relatos míticos son muy destacados en la mayoría de los géneros de la literatura griega. Sin embargo, se considera que existe un único manual general mitográfico que se atribuye a la Antigüedad Griega. A este se le denominó como la Biblioteca mitológica del gramático Apolodoro de Atenas.

En la biblioteca mitológica, se encuentra una recopilación muy específica pero incompleta de la mitología griega tradicional. Esta abarca desde el origen del universo hasta la Guerra de Troya. Se considera que es una obra que trata de relacionar las historias contradictorias de los poetas y también describe un resumen de las leyendas heroicas.

Mitología griega

Aunque se le atribuye como autor de la Biblioteca mitológica a Apolodoro, también se ha investigado que algunos de los temas descritos en ella, datan de sucesos ocurridos luego de la muerte de él. De allí que se le asigne la denominación de Pseudo Apolodoro.

Fuentes homéricas

Sin duda, las principales fuentes literarias de mayor antigüedad son los poemas épicos La Ilíada y La Odisea, ambas atribuidas a Homero. También se consideran otros poetas del ciclo épico, como los himnos homéricos que no se relacionan directamente con él. Estos documentos son himnos corales del área de mayor antigüedad de la época lírica.

Otro de los grandes poetas de la Antigua Grecia fue Hesíodo, contemporáneo con Homero y al que se le atribuye la obra poética de La Teogonía. Considerado como el relato que tiene los primeros mitos griegos, en los que se describe el origen del mundo, los dioses, Titanes y Gigantes. Además incluye genealogías, relatos populares y mitos etiológicos.

El poema didáctico de los Trabajos y días, también del poeta Hesíodo, describe la vida agrícola, los mitos de Prometeo, Pandora y las cuatro edades. En esta obra el poeta aconseja acerca de la mejor manera de triunfar en un mundo peligroso.

Mitología griega

Otras corrientes literarias

Cabe destacar, que los poetas liricos basaron muchos de sus temas en la mitología, pero con menos narrativa y con mayor alusión. En cuanto a los poetas líricos griegos que describen sucesos mitológicos individuales se encuentran Píndaro, Baquílides y Simónides, mientras que en los bucólicos destaca Teócrito y Bión.

De hecho, la mitología griega fue muy relevante para el denominado drama ateniense clásico, también conocido como el Teatro  de la Antigua Grecia. A su vez destacan los dramaturgos trágicos que basaron muchos de sus dramas de la edad de los héroes y la Guerra de Troya, entre estos se encuentran Esquilo, Sófocles y Eurípides.

Asimismo, las principales historias trágicas se basaron en estas obras, estando entre las más conocidas las de Agamenón y sus hijos, Edipo, Jasón, Medea, entre otros. Otro de los grandes dramaturgos cómicos que se basó en estos mitos fue Aristófanes, en sus comedias griegas Las aves y Las ranas.

También historiadores como los griegos Herodoto y Diodoro Sículo y los geógrafos Pausanias y Estrabón, quienes recorrieron el mundo griego y lo describieron en historias que surgieron de lo que escuchaban. Dando así el origen a gran cantidad de mitos y leyendas locales, incluso con versiones que no eran tan conocidas.

Mitología griega

En el caso de Heródoto investigó las distintas tradiciones y encontró el origen histórico y mitológico entre Grecia y el Este, haciendo lo posible para la reconciliación de los orígenes y uniones de los diversos términos de la cultura.

Mitología al alcance de tu mano

Otras fuentes de este tipo asociadas a la mitología griega son la recopilación no poética de mitos de Las Fabula y De astronómica, atribuidas al escritor romano Pseudo Higino  y las de Imágenes del sofista griego Filóstrato el Joven y la obra literaria de las Descripciones de Calístrato.

Entre otros escritores destacados en este tema se encuentra Arnobio de Sicca, el gramático alejandrino Hesiquio de Alejandría, la enciclopedia bizantina La Suda y los tratados del escritor Juan Tzetzes y el arzobispo Eustacio de Tesalónica. Conoce la leyenda de las sirenas.

La Suda, describe acerca de los mitos griegos la frase En todo mito se encuentra la profanación de Dédalo. Haciendo referencia al personaje Dédalo acerca de la satisfacción de la Lujuria Antinatural de la hija de Helios y la ninfa Creta, Pasífae, por el toro de Poseidón . Atribuyendo la causa y la culpa de esos males a Dédalo, quien recibió odio de parte de ellos y paso a ser en el centro del proverbio.

El mito del héroe

Un aspecto destacado de la mitología griega es el Culto heroico griego, característica de la antigua religión griega. Debido a la influencia de Homero, dicho culto tuno una modificación en el ámbito espiritual, descrita en la fragmentación del reino de los dioses y del reino de los héroes fallecidos.

Siendo los Ctonicos, los dioses o espíritus del inframundo debido a la oposición a los dioses celestes, denominados también como telúricos. Mientras que los dioses olímpicos fueron los principales del panteón griego y se encontraban en el Olimpo.

De hecho, en la obra de Trabajos y días de Hesíodo, se encuentra un esquema relacionado con cuatro edades del hombre, también denominadas como razas, las cuales son; el oro, la plata, el bronce y el hierro. Siendo ellas creaciones alejadas de las deidades, siendo la edad dorada atribuida al reinado de Crono y posterior a esa raza, la originada por Zeus.

Asimismo, Hesíodo clasifica la edad de los héroes tras la edad de bronce, siendo la ultima la de hierro, en la que él describía como la peor raza y relataba la presencia del mal a través del mito de Pandora, la cual expandió de la jarra los mejores aspectos humanos excepto la esperanza.

Otras obras míticas

Una de las obras donde se evidencia también la denominación de las cuatro edades de Hesíodo, es en Las Metamorfosis de Ovidio. La poesía perteneciente a la época helenística y romana, a pesar de haber sido obras realizadas como ejercicios literarios y no tanto como culturales, dieron un gran aporte a la mitología griega. En ellas se encuentran las creaciones literarias de los poetas griegos de la antigüedad tardía, Nono Antonio Liberal y Quinto de Esmirna.

De igual manera, los poetas griegos correspondientes al periodo helenístico, Apolonio de Rodas, Calímaco, Pseudo Eratóstenes y Partenio. Las novelas antiguas de los autores provenientes de Grecia y Roma, entre los que destaca Apuleyo, Petronio, Loliano y Heliodoro. Así como, los poetas de origen romano, Ovidio, Estacio, Valerio Flaco, Séneca y Virgilio.

Fuentes arqueológicas

Los hallazgos de la civilización micénica se realizaron debido a las investigaciones llevadas a cabo por el arqueólogo alemán Heinrich Schliemann, en el siglo XIX. Mientras que la civilización minoica en Creta se debió al arqueólogo de origen británico, sir Arthur Evans, durante el siglo XX.

Ambas investigaciones fueron también un apoyo fundamental para explicar gran cantidad de interrogantes que había entorno a las épicas de Homero, ya que otorgaron evidencias arqueológicas en las que había extensos detalles acerca de la mitología griega.

Sin embargo, la evidencia acerca de los mitos y rituales localizadas en los yacimientos micénicos y minoicos, era solo monumental. Lo cual se debe, a que en las inscripciones en el sistema de escritura utilizado para escribir el griego micénico, denominado como Lineal B, se utilizó para realizar el registro de los inventarios.

Además, los descubrimientos a partir de los diseños geométricos de la cerámica del siglo VIII a.C., también son considerados como una representación de escenas correspondientes al Ciclo Troyano y a las aventuras de Heracles.

Más fuentes arqueológicas

De hecho, ambas representaciones visuales de los mitos son relevantes porque diversos mitos griegos se evidencian en vasijas, incluso previo a las fuentes literarias y además las fuentes visuales también contaban con representaciones de mitos o escenas míticas que no se evidencian en obras literarias.

Un ejemplo de las vasijas, es la que tenía la representación de Los doce trabajos de Heracles, ya que lo correspondiente a la aventura de Cerbero, solo se evidenció en una obra literaria contemporánea. Conoce el mito de Eco y Narciso.

En ocasiones, la primera representación que se ha obtenido acerca de un mito, es a través del arte geométrico, donde se evidencio mucho antes que en la poesía arcaica tardía. Siendo en los periodos arcaico, clásico y helenístico donde se evidencian las escenas homéricas y otras, para ser un complemento de los hallazgos literarios en torno a este tema.

Cronología mítica

Debido a la poesía épica, se originaron los denominados ciclos históricos, creando de esa manera la cronología mitológica. A partir de allí, la mitología griega se expande como una clasificación de la evolución del mundo y del hombre. Sin embargo, aunque no hay una línea temporal definida de los relatos, de igual manera puede asociarse una cronología cercana. Así que la historia mitológica del mundo, se clasifico de la siguiente manera:

Mitos de origen o edad de los dioses

La cual abarca las teogonías, los mitos acerca del origen del mundo, las deidades y la raza humana.

La edad en la que los hombres y dioses se mezclaban de manera libre

En ella se encuentran los relatos de las primeras relaciones entre las deidades, los semidioses u los mortales.

La edad de los héroes o edad heroica

En ella la presencia divina no era descrita tan extensamente, siendo las últimas y más destacadas leyendas heroicas las asociadas a la Guerra de Troya y sus consecuencias.

De esta manera, la edad de los dioses es considerada como la de mayor interés de parte de los investigadores de la mitología contemporánea. Los autores griegos pertenecientes a la era arcaica y también a la clásica, prefirieron la edad de los héroes, por lo que establecieron una cronología y realizaron registros de los logros humanos, en torno a la creación del mundo.

Entre estas manifestaciones, destaca nuevamente las mundialmente conocidas obras de la Ilíada y La Odisea, las cuales tuvieron mayor relevancia para muchos que la Teogonía y los Himnos Homéricos.

Origen del cosmos y los dioses

Uno de los temas más buscados acerca de la mitología griega es lo relacionado a los dioses y el origen de cada uno de ellos. Donde de hecho, van describiéndose los mitos correspondientes que van relacionándose entre sí.

Mitología griega

Genealogía de los dioses griegos

Aunque el panteón griego se encontraba conformado desde la época homérica, los griegos no le dieron relevancia a realizar una genealogía de sus dioses. Pero a partir del siglo VIII a.C, en el poema de la Teogonía de Hesíodo, se evidencia la primera clasificación de las divinidades y se indica la relación filiatoria de ellos.

De esta manera, se considera que en ese poema es donde se relata la creación del Universo, para los griegos. A partir de allí se dio a conocer los denominados mitos de origen o mitos de creación, los cuales son una representación del intento para comprender el universo en definiciones humanas y la explicación de la creación del mundo, para los griegos.

Aunque son muchas las versiones acerca de este aspecto de la mitología griega, la más aceptada, a través del relato filosófico del origen de las cosas, es la relatada por Hesíodo en su obra de la Teogonía. Esta se basa, en que todo inició con el Caos, considerado como lo que existe previo al resto de las deidades y fuerzas elementales, al que se le atribuye el estado primigenio del cosmos. Es decir, desde un profundo vacío, originado a Gea.

Siendo Gea la diosa primigenia que representa la Tierra, a la que se le atribuye la denominación de la Tierra Madre. Así como otros personajes relevantes, tales como Eros dios primordial al que se le considera el responsable de la atracción sexual, el amor venerado y la fertilidad.

Más de la génesis de los dioses

El abismo o Tártaro, el cual se utilizaba como una mazmorra de sufrimiento y una prisión para los titanes, localizado bajo el inframundo. Otra deidad destacada es el dios primordial Érebo, al cual se le atribuye como la representación de la oscuridad y la sombra, que llenaba cada lugar y orificios del mundo.

Continuando  con el origen de los dioses de la mitología griega, continua la descripción de que Gea, sin ningún apoyo masculino, tuvo al dios y titán Urano, el cual representa el cielo y que además fue quien la fertilizó. Así que era su hijo y esposo, según lo relatado en la Teogonía de Hesíodo. Conoce los mitos y leyendas del mundo.

De ambos ocurrió el nacimiento de los Titanes pioneros, es decir, Océano, de quien los griegos y romanos creían que era un extenso río que se extendía por el mundo, es decir, una corriente de agua marina. Ceo, al que se le atribuía la inteligencia, Crío, considerado como el de menor individualización de todos e Hiparión, al que se le describe como El que camina en las alturas.

Entre los titanes también se encuentra Jápeto, quien fue el padre de Atlas Prometeo, Epimeteo y Menecio, denominados también con la forma patronímica de Japétidas o Japetónidas. Tea o Eurifaesa, considerada como la Titánide de la vista y la deidad que otorgaba brillo al oro, la plata y las gemas.

También Rea, hermana y esposa de Cronos, así como la madre de Deméter, Hades, Hera, Hestia, Poseidón y Zeus, además que se le relacionaba con Cibeles. Temis, quien era la representación de la justicia y la equidad, a la que se le atribuye la denominación de la Ley de la naturaleza.

Más de la teogonía griega

Mnemósine, a la cual se le atribuye como representación de la memoria y la madre de las musas junto con Zeus. Además que en la Teogonía de Hesíodo, los reyes y los poetas obtenían el habla con autoridad debido a la posesión de ella y su relación con las musas.

De hecho, según el mito, estuvo con Zeus nueve noches seguidas y de esa manera se engendraron las nueve musas, nacidas del parto múltiple. Otra Titánides original era Febe, atribuida con la denominación de la de la corona de oro. Tetis, diosa de las aguas, especialmente del agua dulce, hermana y esposa de Océano, considerada como la madre de los más destacados oceánidas del mundo conocido por los griegos.

Por último, en lo relacionado a los titanes principales, se encuentra Crono, quien derrocó a ser padre Urano y fue el gobernante en el transcurrir de la mitológica edad dorada, hasta que lo derrocaron.

Luego de Crono, Gea y Urano decidieron que no originarían más titanes, así que a partir de allí empezaron a surgir los Cíclopes, quienes eran una raza de gigantes que tenían un único ojo localizado en el área central de la frente. Así como los Hecantónquiros o Centimanos, gigantes con 100 brazos y 50 caras.

Cronos y Zeus

Cabe destacar que Crono, al que se le consideraba como el más joven y terrible de los descendientes de Gea, debido a las quejas de ella, castró a su padre y paso a ser el que dirigió a las deidades junto a su hermana y esposa Rea, así como los Titanes como su corte. Según descripciones griegas, se dice que de esa castración, se originó Afrodita, diosa de la belleza, la sensualidad y el amor, quien emergió del mar luego de que cayeran los testículos de su padre en el océano.

El hecho de las peleas entre padre e hijo, ocurrió de nuevo entre Crono y su descendiente Zeus, quien al traicionar a su padre, le daba temor que su descendencia llevara a cabo lo mismo. De esta manera, cuando Rea tenía un hijo, Crono lo secuestraba y se los tragaba. Sin embargo, Rea lo odiaba, así que lo engaño al esconder a Zeus, el último de sus descendientes. Por lo que envolvió una piedra en pañales, siendo eso lo que Crono se tragó. Así que ella, crió a Zeus en el monte Ida de Creta, alimentándolo por una cabra.

Al crecer, Zeus le dio a su padre un veneno, para que vomitara a sus hermanos y a la piedra, los cuales habían estado en su estómago en el transcurrir de todos esos años. Conoce más de Casandra.

División de los poderes en la Tierra

Uno de los grandes relatos de la mitología griega es la lucha que hubo entre Zeus y Cronos, su padre, donde quería obtener el trono de la Tierra, Así que se generó una guerra entre las deidades contra los titanes.

Zeus logró la victoria, debido al apoyo que tuvo de sus hermanos Poseidón, dios de los mares y los terremotos, y Hades, así como sus descendientes, quienes posteriormente formaron parte del panteón olímpico. También fue ayudado por los Cíclopes, los cuales liberó del Tártaro y estos les dieron a sus hermanos un arma.

Una vez que Zeus obtuvo la victoria, condenó a su padre Crono y a los Titanes en la prisión localizada en el Tártaro, ubicada en el área central de la Tierra. Así que obtuvo el dominio de la tierra y se ocasionó la clasificación de tres reinos:

  • La trinidad: el Cielo para Zeus.
  • El océano: para Poseidón.
  • Inframundo: encargándolo de custodiar que los titanes no escaparan del Tártaro.

Papel de Zeus en la creación

Sin embargo, Zeus tuvo la misma preocupación de que su hijo lo traicionara, así que luego de estar al tanto de la profecía que indicaba que Metis, su primera esposa, daría a luz a un dios, que iba a ser más grande que él, se la tragó.

Pero Metis ya estaba embarazada de Atenea, así que Zeus se entristeció y esta se originó de su cabeza, adulta y con vestimenta de guerrera. Por lo tanto, el renacimiento de su hija Atenea, fue el motivo de explicación de porqué no había sido derrocado por la posterior generación de deidades.

Además, las modificaciones de la cultura, absorbieron el culto local de Atenea en Atenas en el modificado Panteón Olímpico, por lo que no hubo ningún conflicto así que no fue derrocado, ya que él, los hermanos y descendientes combatieron juntos.

Cabe destacar, que el pensamiento griego antigua acerca de la poesía consideró La Teogonía como el mitos prototípcio, atribuyéndole poderes muy asociados como mágicos. A su vez, Orfeo, a quien denominaban como el poeta arquetípico, se le consideraba como el arquetipo de cantante de Teogonías, quien calmaba mares y tormentas en la obra Argonaúticas de Apolonio.

Mitología griega

A su vez, conmovía los corazones de las deidades del inframundo en su descenso al Hades. Por lo que cuando Hermes, dios olímpico mensajero, crea la lira en la obra del Himno Homérico, empieza a cantar el origen de las deidades.

Datos importantes de la teogonía griega

Como te estarás percatando la Teogonía de Hesíodo, es considerado como el relato de los dioses más completo y conservado de la función arcaica de los poetas, especialmente por su extensa invocación a las Musas. Asimismo, fue la obra que inspiró a poetas, tales como Orfeo, Museo, Epiménides, Abaris y videntes que los utilizaban en rituales de carácter privado, en la purificación y ritos mistéricos.

De hecho, según investigaciones, el filósofo griego Platón conocía versiones de la Teogonía Órfica, pero era un tema que los que pertenecían a la secta mantenían en silencio.

También surgieron hallazgos de imágenes representadas en cerámicas y obras religiosas interpretadas como mitos y leyendas diferentes Algunos de los fragmentos de las obras se mantienen en citas de filósofos neoplatónicos y también en pedazos de papiros desterrados.

Siendo el Neoplatonismo, una definición que se le otorga a la historiográfica de diversas ocasiones de la historia de la filosofía en que se generó una revitalización de la doctrina filosófica desarrollada por los seguidores de Platón.

El devenir y la genealogía griega

En cuanto a los fragmentos, uno de los más destacados, se evidencia en el papiro de Derveni, el cual describe que desde el siglo V a.C. existía un poema teogónico cosmogónico de Orfeo. El cual hizo el intento de ser más importante a la  Teogonía de Hesíodo, especialmente por lo relacionado a la genealogía de las deidades.

De esta manera, se extendía con Nix, como un inicio previo a Urano, Crono y Zeus, donde la Noche y la Oscuridad se relacionaban al Caos. No obstante los cosmólogos filosóficos pioneros no estuvieron de acuerdo y en ocasiones se basaron en las concepciones míticas más conocidas en Grecia, al menos durante un tiempo.

Entre esas concepciones destacadas se encontraba la poesía de Homero y de Hesíodo. De hecho, en Homero, la Tierra era considerada como un disco plano que flotaba en el río del Titán Océano y dominada por un cielo semiesférico con sol, luna y estrellas. Conoce más de Perseo.

Así que Helios, se consideraba como la personificación del Sol, quien atravesaba los cielos y navegaba alrededor de la Tierra como una copa dorada durante la noche. Incluso era posible dirigir oraciones y juramentos por el sol, la tierra, el cielo, los ríos y los vientos. Siendo las fisuras naturales, entradas al mundo subterráneo de Hades, donde se encontraban los fallecidos.

Panteón griego

La mitología clásica describe que luego de ser derrocados los Titanes, se confirmó un nuevo panteón de dioses y diosas. Donde los principales de ellos, eran los olímpicos, quienes residían sobre el Olimpo, gobernados por Zeus. De esta manera, los más importantes eran:

  • Poseidón: dios de los mares y terremotos.
  • Hades: dios el inframundo.
  • Apolo: gemelo de Artemisa, quien tenía gran cantidad de atributos y funciones y era considerado como el de mayor influencia y veneración, después de su padre Zeus. También considerado como el Dios de la música.
  • Atenea: diosa de la guerra, civilización, sabiduría, estrategia en combate, las ciencias, justicia y la habilidad.
  • Artemisa: gemela de Apolo, diosa helena de la caza, los animales salvajes, el territorio virgen, los nacimientos, la virginidad y las doncellas, quien aliviaba los malestares de las mujeres.
  • Afrodita: diosa de la belleza, la sensualidad y el amor.
  • Ares: dios de la guerra.
  • Dioniso: dios de la fertilidad y el vino.
  • Hestia: diosa del hogar y la lumbre.
  • Hermes: dios mensajero, de las fronteras y los viajeros, el ingenio y el comercio, la astucia, los ladrones y mentirosos, además de ser el que orienta las almas al inframundo.
  • Hefesto: dios de la forja y del fuego, los hereros, artesanos, escultores, metales y la metalurgia.
  • Hera: esposa de Zeus. Conocida por ser violenta y vengativa sobre todo contra las amantes y la descendencia de Zeus, así como con los mortales con los que se cruzaba.

En la poesía, cuando se hacía referencia de estos dioses, la oración o los cultos, se realizaba a través de la combinación de su nombre y epítetos. Identificándolos por sus distinciones, además el epíteto podía establecer una particularidad de cada deidad.

Mitología griega

A su vez, gran parte de estas deidades se asociaban a aspectos humanos y determinados de la vida, en la que se incluían frecuentemente el zodiaco occidental. Es decir, a Afrodita se le consideraba como la diosa del amor y la belleza, mientras que a Apolo, aparte de ser el Dios de la música se le describía con más funciones.

Musas

Los griegos también adoraban a dioses secundarios. También destaca en la mitología griega a las musas de Apolo, asociadas con el conocimiento y las bellas artes. Consideradas por los escritores de mayor antigüedad, como las divinidades que inspiran las artes, relacionadas con los derivados artísticos y el conocimiento.

Son descendientes de Zeus y Mnemósine, compañeras de Apolo, quien estuvo con cada una de ellas originando descendientes. Las musas bajaban a la tierra y susurraban ideas e inspiraciones a los mortales que las invocaran. Además fueron consideradas en el periodo más arcaico, como las ninfas inspiradoras de las fuentes, por lo que eran muy adoradas. Desde los siglos VIII y VII a.C. en el área de Hélade, surgió la adoración a las nueve musas, conformadas por:

Calíope

Musa de la poesía épica y la elocuencia. Representada como una joven majestuosa, con una corona asociada a la supremacía sobre las otras musas. Tiene como adornos guirnaldas y sostiene en una mano una trompeta y en la otra un poema épico.

Clío

Musa de la historia y la poesía épica. Es representada como una joven que tiene una corona de laureles, en su mano derecha sostiene una trompeta y en la izquierda un libro del historiador ateniense Tucídides. En algunas ocasiones, se le relaciona con posar en un globo terráqueo y el Tiempo estás cerca de él, con la finalidad de mostrar que la historia constituye la totalidad de los sitios y las épocas.

También se le representa sosteniendo una guitarra en una mano y un plectro o púa en la otra, lo cual se debe a que se le considera como la que originó este instrumento musical. Además hay quienes la representan sosteniendo en la mano izquierda un rollo de papiro y en sus pies la caja para almacenar los rollos.

Erato

Musa de la poesía, en especial de la asociada con el amor. Su nombre se asocia a la raíz de Eros. Es representada con una corona de mirto y rosas, sosteniendo entre sus manos una pequeña lira o una citara, instrumento musical de cuerda inventado por Hermes. También se le representa con una flecha de oro. En sus pies, frecuentemente tiene dos tórtolas picoteando y algunas ocasiones está a su lado el dios Eros, amor alado, que tiene un arco, flecha, carcaj y a veces una antorcha encendida.

Euterpe

Musa de la música, considerada como la protectora del arte de tocar la flauta. Usualmente se le representa con una corona de flores y sosteniendo en sus manos un doble flautín. También es representada con otros instrumentos musicales, tales como el violín, guitarra, tambor, entre otros.

Melpómene

Una de las dos musas del teatro. Al principio era la musa del canto de la armonía musical, luego se consideró como la musa de la tragedia. Es representada con un vestido elegante, mirada severa, sosteniendo en una mano la máscara trágica, aunque en algunas versiones sostiene un cetro o una corona de pámpanos e incluso un puñal con sangre.

Tiene una diadema y su calzado son unos coturnos. En ocasiones también es representada cobre una maza, refiriéndose a que la tragedia es un arte complicado y que requiere de un genio y una gran imaginación.

Polimnia

Musa de la danza, geometría, la retórica y la historia en diversas tradiciones. Hay quienes consideran que fue la que inventó la lira, armonía y la agricultura. En algunas ocasiones es representada con un vestido de color blanco, apoyando el codo en un pedestal o roca con actitud de estar meditando y con un dedo colocado en su boca.

También se le representa sosteniendo unas cadenas que indican el poder que tiene en la elocuencia. Hay versiones donde la cubre un velo, el cual le otorga un carácter sagrado.

Talía

Una de las dos musas del teatro. Quien inspiraba la comedia y la poesía bucólica o pastoril. Considerada como una divinidad de carácter rural. En ocasiones es representada como una muchacha risueña, con mirada burlona y sosteniendo entre sus manos una máscara cómica.

En algunas representaciones tiene un bastón de madera al que se le denomina como Cayado, atribuido a los pastores, una corona de hiedra en su cabeza, lo cual simboliza la inmortalidad. Su calzado son sandalia o borceguíes.

Terpsícore

Asociada con la poesía ligera y la danza. Se le representa como una muchacha esbelta, con aire jovial y actitud ligera. Tiene una corona de guirnaldas de flores y en sus manos sostiene una lira.

Urania

Musa de la astronomía y la astrología. Es la menor de las musas. Frecuentemente se le representa con un vestido azul, el cual se atribuye al color de la bóveda celeste. Cercano a ella hay un globo terráqueo que mide posiciones con un compás que sostiene en una de sus manos.

Posee una corona integrada por un conjunto de estrellas, las cuales también se evidencian en su manto. A sus pies, hay instrumentos matemáticos, por lo que también se le conoce como la musa de las matemáticas y las ciencias exactas.

Cabe destacar, que además de las características antes mencionadas de cada una de las musas, ellas son muy destacadas en la mitología griega, especialmente por ser parte de la evolución artística de la Antigua Grecia. Incluso, los poetas acudían a ellas y se sentían inspirados por ellas.

Fundamentos de la polis griega en relación a las musas

Todo el espacio regido por las Musas. Por lo tanto, alude a un marco teogónico y divino que será el fundamento del cosmos. Como te habrás percatado en las musas está muy preséntela poesía y a su vez se asocia a la  recitación música, así como a la Aletheia, a la filosofía, y a la filosofía política. En ellos también destaca lo relacionado con el límite y  la medida, atributos asociadas al origen del dios Apolo. Uno de los mitos referente a esto, describe  su función como músico citarista, que se enfrenta con Marsias en un concurso musical, fungiendo también como un  dios legislador, quien dictaba  la constitución de los espartanos a Licurgo.

De esta manera en la mitología griega , la filosofía, y su encarnación en la polis, tenía su arkhe en la reflexión acerca de los conceptos comunes de Límite y Medida, que conforman el universo de la religiosidad apolínea como máxima expresión y síntesis de la religión oficial de los siglos VIII a IV.

Más de las musas y Apolo

La relevancia de Apolo en torno a este aspecto de la mitología griega, es que era considerado como el dios que dice la verdad, el dios que todo lo sabe y que no es falso, sea también el dios por el cual se establezcan las leyes del canto.

Así que su relación con las musas, se debe a que la palabra y música estaban unidas. Antes que a las formas observables y visibles, los griegos se inclinaron a las formas audibles. De hecho, previo a los cuerpos visibles, el Cosmos está fundamentado en cierta medida y proporción de sus elementos. Es precisamente esta medida la que expresa la música con sus intervalos y con su ritmo.

A su vez, se le considera como Apolo el compañero y conductor de las Musas, quien llevó al mundo, con sus bellas melodías, la Aletheia de los orígenes, lo que le otorgó la denominación de Apolo ancestral. Comenzando de esa manera,  su asociación con la ley. El cantar del poeta, el recitar del aedo, se producía según el ritmo que la misma lengua les imponía.

Otro aspecto relevante en torno a este aspecto griego, es que el siglo VII, la recitación de la epopeya va asociándose en un narrador, conocido como el rapsoda, mientras que el proemio se desarrolla como un trozo musical autónomo, surgiendo así el  canto al son de la lira, instrumento muy usado por las musas.

Tradición oral en la antigua Grecia

También comienza a tener énfasis en ese periodo de la mitología griega, el espacio como producto de la palabra cantada, en la tradición de la palabra mágico religiosa, sobre todo para la época heroica y clásica, en la tradición de los poetas, aedos y líricos.

En el lenguaje mismo se manifiesta esta cuestión nodular que une ritmo y rememoración de los orígenes. Por lo que el poeta era a la vez, cantante y músico,  constituyendo el cosmos en cada canto. Esto se evidencia, en el relato en que  Anfión levantó al son de su lira las murallas de Tebas. También en uno de los himnos órficos referido a Apolo, se le describe como el que  posee los límites del Cosmos, y era el principio y fin de todas las cosas.

Él debía sonar la cítara para llenar el espacio y que se oyera hasta en los últimos confines. De allí, que el espacio definido por sus límites es producido en la mitología referida a Apolo y a la música, por el sonido de la lira. De las vibraciones de la lira, surgen vibraciones del aire, es decir, vibraciones espaciales, que  derivan una serie de medidas, en tanto mandatos y en tanto límites.

Los sonidos de la lira también se asociaban a los dardos que disparaba el arco de Apolo. A su vez, el liredo o el citaredo  imponía intervalos semánticos, significando de esta manera a la totalidad de lo real, desde la inalcanzable águila de Zeus y las almas de los dioses, hasta los pasos de los danzantes u oídos del público.

Mitología griega

La Historia apolínea

Por esta vía semántica del término, Apolo, relacionado a la música y a las Musas, es considerado como un dios eólico. Es justamente en esa expansión de los sonidos musicales a través del espacio y por medio del aire, que el espacio se constituye de una determinada manera.

Atribuyéndole también un dios dominador del aire. Esto se evidencia en la Ilíada, cuando  retira el castigo que caía sobre los daños para que las naves siguieran su rumbo. También en el Himno a Apolo, él controla un navío de los que serán sus próximos sacerdotes y sirvientes, quien lo dirigía con un suave soplo.

Así como Delfos resultó ser uno de los más destacados en la mitología griega, por la travesía hecha por las dos águilas, otros oráculos surgieron de la misma manera. Hay una clasificación en los relatos de Pausanias acerca de cómo aparecen ciertos ríos, o ciudades, o templos, que se repiten frecuentemente, surgiendo desde un punto originario, abriendo así espacialmente un territorio simbólico y sagrado por intermedio de diferentes métodos, aunque siempre en forma de mandatos del dios

Lo mismo se indica cuando Cadmo partió de Delfos por el camino hacia la Fócide, una vaca le guio en su viaje.  Esta vaca fue comprada a unos pastores de pelagón, y en cada uno de sus costados  había una señal blanca parecida al círculo de la luna llena

Oráculos y predicciones

Se comienzan a describir con mayor énfasis el oráculo, el cual impone cómo ha de redistribuirse el espacio a partir de procedimientos ambiguos u oscuros, conforme a la naturaleza del dios. Los espacios profanos se convierten en sagrados, con las consecuencias prósperas, para los lugareños, según la fertilidad que acompañaba siempre al dios. Por cada ayuda prestada por el dios, el hombre erige un santuario donde Apolo reafirma su poder territorial marcando, a su paso, los espacios con sus templos.

La gran cantidad de oráculos y sobre todo santuarios dedicados al dios, era una expansión territorial, una conquista de espacios extranjeros tanto en la religión oficial griega como en el nuevo paradigma de la polis.

En la configuración de las poleis se evidencia el ágora, como centro público y civil en donde se desarrollará el gusto por la palabra, y como el templo o santuario de la divinidad protectora de la ciudad o poliada, también como centro religioso en donde se asegura el bienestar de la comunidad.

El ágora y el santuario forman el centro geográfico y estratégico de la ciudad alrededor del cual se fundamentan las nomoi que regirán las relaciones sociales y económicas de la polis.

Mitología griega

Importancia del Oráculo de Delfos

El mito de la fundación del oráculo de Delfos como el paradigma de la religión griega, se asocia a que Apolo es la divinidad que encarna y reúne al politeísmo griego. Centro geográfico por excelencia, ya que ninguna expedición de los siglos VIII a VI que tuviera como fin fundar una colonia, dejaba la metrópolis sin antes consultar al oráculo de Apolo.

De esta forma, lo civil y lo religioso en la mitología griega, son las dos caras del dios Apolo, que se sintetizan en la filosofía. A partir de allí, Platón erige a Apolo como el dios de la nueva polis, el dios de la lira que impone las leyes. También lo asocia como el de los dones musicales y  legisladores, creando un retrato completo de las facultades principales del dios. Donde la ley representa el límite entre lo legal y lo ilegal, pero también entre lo moral y lo inmoral.

A partir de allí,  la racionalidad apolínea se transfigura en la teoría platónica de las ideas límite de las cosas. Además la búsqueda de Sócrates de los conceptos respondía también a esa máxima inscripta en el oráculo de Delfos: Observa el límite. Asimismo, la delimitación del campo semántico de las palabras fue una de las investigaciones que Sócrates quiso realizar y que Platón aplicó a la definición de la polis ideal y de los gobernantes.

En órdenes aparentemente tan diferentes como lo son la música y la política, la antigüedad griega presenta esta unión entre diversos ámbitos de la cultura como condición para una clara y fuerte fundamentación de la vida de una civilización. Conoce el mito de Perséfone.

Semidiós Pan

Otras de las deidades secundarias más alabadas por los griegos era el semidiós  Pan. A quien se le considera como el dios de los pastores y rebaños, así como el de la fertilidad y la sexualidad masculina. Venerado sobre todo en Arcadia. Es descrito como un personaje con mucha potencia y apetito sexual, que perseguí a través de los bosques, buscando sus favores, especialmente a las ninfas. Hay quienes lo relacionan con Dioniso.

También se considera como el dios de las brisas del amanecer y del atardecer. Él residía con las ninfas en una gruta ubicada en el Parnaso, que se denominaba Coricia. A su vez, tenía entre sus atributos el don de la profecía y pertenecía al cortejo de Dionisio. También fue cazador, curandero y música.

Debido a que frecuentaba los bosques y las selvas,  corría tras las ovejas y alejaba a los hombres que ingresaban en sus terrenos. Sujetaba en la mano un bastón de pastor y tocaba el instrumento musical denominado como Siringa, también conocido como Flauta de Pan.

Estaba frecuentemente cerca de las fuentes y la sombra de los bosques, donde se escondía para vigilar a las ninfas. Si era despertado de sus siestas se molestaba, debido a esto  se consideraba que cuando alguien dormía la siesta, no se le tenía que despertar ya que interrumpiría el sueño del dios Pan. Asimismo, era una representación de la naturaleza salvaje, incluso se le relacionaba  con el miedo enloquecedor, de donde surgió el término Pánico, el cual hacía alusión al gran temor que sufrían las manadas y los rebaños cuando caían los rayos.

Las ninfas

Escuchar el término ninfa es inmediatamente el relacionarlas con la mitología griega. Ellas eran deidades menores femeninas a las que se les asocia con un área natural específica, tales como el manantial, el arroyo, monte, más o la arboleda.

Según los relatos de la mitología griega, ellas asistían a las reuniones de los dioses, que se llevaban a cabo en el Olimpo, además que eran descendientes de Zeus. Su diferencia con los dioses, es que ellas se consideran espíritus divinos que se encargan de animar la naturaleza, representadas como doncellas desnudas o semidesnudas, que les gusta amar, cantar y bailar.

De hecho, hay poetas que le atribuyen a su representación el cabello del color del mar. También se decía que habitaban en los árboles, específicamente en las cimas de las montañas, así como en ríos, arroyos, cañadas y grutas. De acuerdo al sitio donde habitaban, se les clasificaba de la siguiente manera:

Nereidas

Ninfas del Mar Mediterráneo, por lo que habitaban en sus profundidades y emergían a la superficie para brindar ayuda a los marineros que navegaban los mares. Entre ellos, destacaban los Argonautas, a quienes ayudaron en el viaje de la búsqueda del vellocino de oro.

Mitología griega

Ellas son el símbolo de lo hermoso y amable en el mar. Se caracterizaban por cantar con su hermosa voz y bailar alrededor de su padre. Son representadas como jóvenes bellas, que visten una túnica de seda en color blanco y bordes dorados, también en algunas ocasiones estaban desnudas y tenían como corona ramas de coral rojo. Iban descalzas y tenían el tridente de Poseidón, ya que formaban parte de su cortejo.

Se aparecían a los hombres montadas en delfines, hipocampos (caballos marinos) y monstruos marinos. Eran adoradas por los griegos, a través de altares ubicados en las playas y acantilados, allí recibían como ofrenda leche, aceite y miel.

Las nereidas más importantes

Las más destacadas son:

  • Pásmate: su nombre significa Arena de la morilla del mar. Se casó con el mortal Éaco, con quien tuvo a Foco. También se le atribuye un romance con el dios Apolo de donde nació Lino. Hay otra versión que indica que se casó con Proteo y tuvieron a Teoclímeno y Teónoe.
  • Tetis: su nombre quiere decir La de los pies argénteos. Recibió siempre ayuda de Hera, quien la educó. Fue esposa de Peleo y madre de Aquiles.
  • Galatea: fue amada por el cíclope Polifemo, al rechazarlo por el pastor siciliano Acis, Polifemo lo asesinó al aplastarlo con una gran piedra. Debido al dolor, ella convirtió la sangre del pastor en el río Acis. Algunos describen que tuvo junto a Polifemo a Celto, lirio y Gala.
  • Anfitrite: su nombre significa La tercera que rodea el mar. Diosa del mar tranquilo. Esposa de Poseidón y madre de Tritón.

En la mitología hay mayor cantidad de este tipo de ninfas, sus relatos son descritos en las obras de Apolodoro, Hesíodo, Homero, Higino, entre muchas más. Asimismo, en vasijas de la época había evidencias de otras nereidas destacadas, tales como Nao, Pontómeda, Cálices, Coro, Iresia, Cimatótea y Eudia. Conoce el dios Eolo.

Mitología griega

Oréades

Constituyen las ninfas que brindan protección a las grutas y las montañas de la mitología griega. La más destaca de ellas es Eco, conocida por el mito que describe que Hera le quitó la posibilidad de hablar debido a que ella la distraía mientras Zeus se escapaba, así que ocasionó que solo repitiera la última palabra de lo que decía.

Ellas están integradas por:

  • Britomartis: diosa de las montañas y de la caza de la Creta minoica.
  • Dafnis: monte Parnaso.
  • Cliene: monte con el mismo nombre.
  • Citerónides: monte Citerón.
  • Eco: ninfa de la montaña, del monte Helicón, criada por ninfas y que recibió educación de parte de las Musas.
  • Ideas: monte Ida y Creta.
  • Ida: según el mito, junto a su hermana Adrastea cuido y alimentó a Zeus con la leche de Amaltea, para protegerlo de Cronos quien quería asesinarlo. Según una versión, tanto ella como Adreastea y Amaltea eran descendientes de Océano. De hecho, su nombre es símbolo del Monte Ida ubicado en la isla de Creta, lugar donde el Dios estuvo en su niñez.
  • Adrastea: ninfa cretense, hermana de Ida. Fue a quien Hera entregó a Zeus para que lo cuidara de Crono y lo criara en la cueva Dictea. También se relaciona con los curetes (nueve divinidades hijos de Soco y Combe, quienes también la ayudaron con la crianza de Zeus. Ellos eran los encargados de evitar que Crono escuchara al niño al llorar, ya que ahogaban el sonido al golpear sus espadas contra los escudos.
  • Amaltea: nodriza de Zeus. En ocasiones es representada como la cabra que amamantó a Zeus en la cueva de Creta. También se le considera como una Náyade, ninfas de los cuerpos de agua dulce, descendiente del curete Hemonio.
  • Cinosura: Según versiones de la mitología griega, fue quien amamantó a Zeus y el para agradecerla la ascendió entre las estrella al momento en que falleció. De hecho, se le relaciona como otro nombre de la constelación de la Osa Menos, o su estrella más brillante denominada como Polaris.
  • Hélice.
  • Liceas: nodrizas de Zeus, monte Liceo. Eran Neda, Hagno y Theisoa.

 Náyade

Ninfas de los cuerpos de agua dulce, fuentes, pozos, manantiales, arroyos y riachuelos. Representaban la divinidad del curso de agua donde se encontraban. Al igual que las Oceánidas, eran personificaciones divinas de los ríos y espíritus antiguos que permanecían en las aguas estancadas de los pantanos, estanques y lagunas.

Entre ellas se encuentran:

  • Creneas: se relacionaban con las fuentes y los pozos. Su totalidad es indefinida, pero entre ellas destacan Aganipe, Apias, Mirtoesa y las sitnides.
  • Heleades: Vivian en los pantanos y las marismas. Eran consideradas como una raza tímida, semi reptiles acuáticos y que subieron al estado de humanoides de la magia antigua. Eran solitarias, esquivas y raras.
  • Limnades: residían en lagos de agua dulce y ciénagas peligrosas. Tenían como padres a los dioses río, es decir los Oceánidas. También eran muchas, pero entre las más destacadas se encontraba: Salmacis, las Astáquides, Bolbe y Tritonis.
  • Pegeas: habitaban en las cataratas y en los manantiales, así como en la cascada de Pegea. Se les describe como las responsables del rapto de Hilas. Entre las más destacas están Albunea y Cassotis.
  • Potámides: Vivian en los ríos y los arroyos. Se les denominaba según el rio donde se encontraran, tales como Aqueloides, Anigrides, Ismémides, Amniisiades o Pactólides.

Otro aspecto destacado acerca de las ninfas de la mitología griega, es que no envejecían ni fallecían por enfermedad, aunque no eran inmortales, morían de diversas formas. Sin embargo, según Homero eran inmortales y como diosas tenías sacrificios.

De hecho, Homero las describía en la mitología griega, cuando presidian los juegos haciéndole compañía a Artemisa. Bailaban junto a ella, tejían prendas de color purpura en sus cuevas y vigilaban de forma amable el destino de los mortales. En los mitos, frecuentemente eran representadas como ayudantes de dioses principales, tales como, Apolo y Dionisio, así como los dioses rústicos Pan y Hermes.

El matrimonio simbólico entre una de ellas con un patriarca, se describe en los mitos fundacionales griegos, ya que era unión le brindaba autoridad al rey arcaico y a su linaje. Conoce el mito de Apolo y Dafne .

Más de las náyades y la mitología

Eran clasificadas por clase, siendo la primera dividida por especies, dependiendo de las zonas de la naturaleza que representaban. Tal es el caso de las del elemento acuático, las de las montañas y grutas, también la de los bosques, arboledas y praderas, así como la de los árboles. Mientras que la segunda clase, se asociaban a determinadas razas o sitios, ya que usualmente tenían un nombre originado de los lugares con los que se le relacionaba.

Además, los sacrificios ofrecidos a ellas, consistían en cabras, corderos, leche y aceites, pero jamás vino. Se les veneraba con santuarios localizados en diversos sitios de Grecia, sobre todo las fuentes, arboledas y grutas. También estaban las dríades, ninfas de los robles y los árboles. Se originaron del Árbol de las Hespérides, de hecho varias se dirigían al Jardín de las Hespérides para brindar protección a las manzanas de oro que se encontraban allí.

No eran inmortales, sin embargo vivieron por mucho tiempo. Las más destacadas eran Eurídice y Dafne. Según la tradición tardía se clasificaban en dríades y hamadríades, donde las segundas se atribuían a especies de árboles, mientras que las primeras transitaban libremente por los bosques.

Oceánides

En cuanto a los Oceánidas, se les describe como dioses fluviales, que representaban los ríos que gobernaban.  Hesíodo los representa como descendientes de Océano y Tetis, clasificándolos por los ríos mencionados en esa época, así que eran hermanos de las Oceánidas. Otro de los personajes relevantes de la mitología griega, son los sátiros, quienes eran criaturas masculinas que hacían compañía a Pan y a Dioniso, rondando por los bosques y las montañas. Se decía que eran hermanos de las ninfas de las montañas y de los curetes.

También se les asocia con las ménades, formando el Cortejo Dionisíaco que acompaña al dios Dioniso. Algunos de ellos solo transitaban por los bosques. Se relacionan también con el dios Pan y con Sileno.

En la mitología griega, también estaban presentes, poderes oscuros del inframundo, entre ellos se encontraban las Erinias, quienes perseguían a los culpables de crímenes contra los parientes. De hecho, como veneración al antiguo panteón griego, los poetas crearon los Himnos Homéricos, donde cada uno de ellos hacía alusión a un dios.

La mayoría de los mitos y las leyendas de esta civilización, describían a los dioses como originados en pueblos griegos y con cuerpos ideales y humanos. Asimismo, estudios consideran que el aspecto antropomórfico griego, se debe a que las deidades eran personas y no ideas.

Importancia de las deidades del mar

A su vez, se le atribuyen actividades fantásticas, donde las más destacada, es que eran inmunes a las enfermedades y en algunos casos heridos por hechos muy fuera de lo común. Para los griegos la inmortalidad era asociada a los dioses, a su eterna juventud y que se mantenía segura debido al néctar y la ambrosia, lo cual renovaba constantemente la sangre divina que tenían.

Una de las grandes particularidades de la mitología griega, era que cada deidad descendía de su genealogía, buscando intereses distintos, ya que se dedicaban solo a su especialidad y tenían una única personalidad.

En cuanto a los templos más destacados de esta civilización, eran realizados en honor a determinados dioses. Eso lugares eran considerados como grandes cultos panhelénicos. Pero también en algunas regiones y población dedicaban sus cultos a dioses menores. Conoce el resumen de Helena de Troya.

Era de los dioses y los mortales

En la época en que los dioses se encontraban solos y también en la que la intervención divina estaba presente en los temas de los humanos, ocurrió una edad en la que las deidades y los mortales se unían de manera libre.

Se considera que en ese momento ocurrieron los primeros días del mundo en la mitología griega, ya que los grupos eran mezclados de manera libre. Gran parte de esos hechos, fueron descritos en la obra literaria de Las metamorfosis de Ovidio y eran clasificados por las historias de amor y los relatos de castigo.

En cuanto a las historias de amor, estaban conformadas por relatos donde se evidenciaba el incesto, seducción e incluso la violación de la mujer mortal por parte de una deidad, a la cual se le consideraba que ocasionaba una descendencia heroica.

Además en esos relatos, las relaciones entre dioses y mortales se trataban de evitar, donde muchas de ellas tenían finales agradables. A su vez, ocurrían hechos en los que una divinidad femenina estaba con un hombre mortal. Un ejemplo de ello, se evidencia en el Himno Homérico a Afrodita, en el que ella está con Anquises y de allí nació Eneas.

Mientras que en los relatos de castigo de la mitología griega, se evidencia la creación de un artefacto cultural destacado. Un ejemplo de ello, es cuando Prometeo le quita el fuego a las deidades, también al inventar el sacrificio, así como cuando Tántalo hurta el néctar y ambrosia de la mesa de Zeus para dárselo a sus súbditos y les da a conocer lo que ocultaban las deidades.

Relaciones complejas entre dioses y mortales

También se evidencia al momento en que Deméter da a conocer la agricultura y los Misterios a Triptólemo. También al Marsias inventar el aulos  (oboe doble) y compite en un concurso de música con Apolo. Otro relato destacado de este estilo de la mitología griega, es respecto a las aventuras de Prometeo, atribuyéndole que es un aspecto destacado en lo relacionado a la historia de los dioses y la del hombre.

Entre los hallazgos encontrados y relacionados a estos relatos, también se hace especial énfasis en un pedazo de papiro anónimo, donde se describía el castigo de Dioniso el rey de Tracia, el cual fue reconocido muy tarde, lo que generó castigos que se expandieron a otra vida.

Incluso esa historia de Dioniso, se consideró como el tema principal de la trilogía esquiliana. La tragedia de Las Bacantes, obra de Eurípides, representan el castigo de Tebas, Penteo, por parte de Dioniso, ya que lo irrespetó y espió a sus queridas Ménades, quienes eran seres femeninos divinos muy relacionados a él.

Asimismo, otro relato  de este estilo, es el relacionado con Deméter, quien buscaba a su hija Perséfone luego de convertirse en la anciana Doso y quien recibió a Céleo, gobernante de Eleusis en Ática. En agradecimiento a su receptividad, Deméter quería inmortalizar a su hijo Demofonte.

Sin embargo, no completó el ritual de inmortalización, ya que su madre Metanira colocó al niño en el fuego y se asustó, ocasionando que Démeter se molestara y que mencionó que los mortales no entendían el ritual, lo cual era muy sagrado para ellos.

Era heroica

Se le denomina al momento en que vivieron los héroes, de hecho la poesía épica y geológica describió historias alusivas a los héroes, hechos asociados a ellos y las relaciones con las distintas historias mitológicas de esta era. A partir de allí, hubo autores que clasificaron estos relatos en especies de saga, donde ciertas familias se describían a través de esquemas en los que se evidenciaban las generaciones.

Al aparecer el culto heroico, las deidades y los héroes formaban parte de la esfera sacra y se invocaban unidos en juramentos, mientras se les otorgaban oraciones. A diferencia de la edad de las deidades, es la heroica los héroes no se relacionaban mucho, además no surgieron dioses destacados, aunque se llegaron a originar deidades del ejercito de los fallecidos.

También ocurría otra distinción entre la veneración a los héroes y los dioses, ya que el héroe pasó a ser el centro de la identidad del grupo local. Incluso uno de los hechos más fundamentales fue los de Heracles, a los que se les atribuye el inicio de la denominada edad de los héroes. Así como la expedición Argonaúticas y las muy mencionadas guerras de Tebas y Troya.

Obras destacadas del teatro griego

Son muchas las obras clásicas que describen los hechos griegos, algunas de las más destacadas, especialmente en el ámbito teatral son las siguientes:

Edipo Rey

Edipo Rey es una historia que se refiere al descubrimiento de su verdadero origen, en donde Edipo es la representación del hombre ilustrado. Es el modelo aparente de honestidad que afrontado al temor, prosigue las investigaciones hasta que al fin da con la verdad.

En su perfil de héroe es un ser transcendental que busca ir más allá de la apariencia de los hechos, queriendo encontrar las ultimas causas y dispuesto a afrontar todas las consecuencias derivadas de sus actos. Edipo es un ser ambiguo como todos los hombres pues puede pasar fácilmente de la benevolencia al odio. Es capaz aun en medio del desgarramiento de acceder a la ternura pues es el hombre que con su sufrimiento paga el duro precio de pretender ser libre en un mundo que desde antes de su nacimiento le ha sido predestinado.

Este héroe es el rey poderoso y sabio, seguro de su autoridad, es un rey justo y preocupado por el bienestar de sus pueblos antes que por el suyo propio. Es un hombre interesado por la verdad, que cumple las leyes de la razón dándole gran importancia el conocimiento.

Tradición edípica

Por lo tanto, este Edipo simboliza al hombre tal como es realmente: contradictorio, desconocido a veces para sí mismo, que se horroriza cuando conoce el fondo de sus deseos y sueños.

En esta historia Edipo no está enfrentando a la polis sino al sentido trágico de la responsabilidad, representa a un tirano, un gobernador que al conocer su verdad se atrapa en la soledad y el aislamiento.

Aunque la historia se desenvuelve en Tebas, la Atenas del momento influye en esta tragedia pues la época de Pericles se desenvolvió en ese tiempo. El hombre griego siempre se relacionó con el valor, la excelencia guerrera y el prestigio o gloria. Hallándose así los ideales oligárquicos y tradicionales y las nuevas propuestas de mayor igualdad y libertad fundadas en una concepción de las virtudes del hombre para hacerlo un buen ciudadano principalmente y no un individuo de enorme prestigio.

Edipo Rey no solo trata de la realidad vivida por la Atenas de Pericles sino de las medidas del ideal democrático. Este texto se inicia con la peste que azota la ciudad de Tebas que en sí representa la peste que había en Atenas y que acabó con la vida de Pericles.

Edipo y Creonte

Otro de los aspectos relevantes es la sospecha de Edipo y Creonte, pues representa una sospecha para quitar a Edipo de la soberanía de Tebas. Parte de esto ocurría en la Atenas del momento, las continuas sospechas y denuncias de conspiración para derrocar cualquiera de los gobiernos que tenían el poder político sobre la polis.

La razón y el conocimiento de Edipo contribuyen al desarrollo material y espiritual de la polis, virtudes dirigidas al desarrollo de la comunidad, representando su conocimiento. En donde la razón en la época de Pericles regía al Estado. Así como en la Tebas de Edipo, el uso de la razón no propugna la búsqueda de una verdad absoluta.

Edipo guiaba al pueblo en vez de dejarse guiar por él, es él mismo el que inicia y no permite que se interrumpa todo el proceso de investigación que culminará con el descubrimiento de su verdadero origen. Edipo llega al trono no por su linaje, sino por el uso de la razón, en su proceso de investigación para descubrir el asesino de Layo, se expresa en todo momento al pueblo, sin esconder nada a la polis haciendo alusiones a su supremo patriotismo.

Por lo tanto, este relato representa el estado democrático de la polis Atenas gobernada por Pericles donde también la razón tanto del hombre como de la polis debía relacionarse con lo divino.

Es por ello que el propósito de Edipo era ilustrar al pueblo acerca de los límites de la propia razón y los peligros cuando se olvidan las leyes de lo divino sobre el destino. Estos peligros conducen a la hybris permitiendo la afirmación de ella misma con los dictados que establece la divinidad. Edipo Rey muestra los caracteres propios del ideal democrático que se impuso en la Atenas de Pericles.

Divina Comedia

Esta obra de Dante, es una de las fuentes literarias asociadas a la mitología griega, que describe algunos de los personajes más destacados de Grecia.

Aunque es una obra muy extensa, en su Canto V asociado al infierno, hay una relación entre la representación del hombre de diversas mitologías. Por ello, se puede considerar como una fuente literaria en la que están presentes los personajes más destacados de estas civilizaciones.

En la Divina Comedia se puede deducir que Dante personifica al hombre, Beatriz, que personifica a la fe, y Virgilio, que personifica a la razón. En este viaje que realiza Dante acompañado de su maestro Virgilio por el infierno exploran como son sometidos a castigo los condenados, según la gravedad de los pecados cometidos en vida.

Más de la Divina Comedia

El averno, se ve representado en el Circulo II, en donde se encuentran los lujuriosos, vencidos por el puro placer sexual, que pecan utilizando el amor para bienes propios. Luego son castigados por el elemento del aire, pues el círculo es un terrible torbellino que arrastra a las almas, así como en la vida misma el hombre se deja  arrastrar por un insaciable y desmedido placer.

Igualmente, el hombre representa la lujuria por medio de diversos personajes reconocidos, este viaje en el círculo dos comienza con la presencia de  Minos, el cual era un rey mitológico de Creta. Tres generaciones antes de la guerra de Troya, presidía el infierno, dictaba sentencia a los condenados con los giros de su cola señalando a que círculo debería de ir. Fue  hijo de Zeus y de Europa,  famoso por su sabiduría y por su recta administración de justicia.

En el infierno de Dante figura a Minos  como demonio revistiéndole de características terroríficas, e incluso grotescas, hallándose a la entrada de un pozo. Por sus dotes justicieros  Minos fue instituido juez  en el Infierno. Se le atribuía a Minos toda clase de aventuras amorosas, y la invención de la pederastia. Por eso preside el círculo de los lujuriosos, y por haber sido un justo gobernante, tiene el atributo de juzgar a los muertos.

La primera figura que representa la lujuria, utilizando  el amor para sacar provecho,  es Semíramis, la cual fue reina de Babilonia, sucesora del rey Nilo y esposa del mismo. Figura en este círculo por su legendaria vida licenciosa que la llevó a legislar favoreciendo la pública lujuria para enmascarar sus propios desórdenes.

Parejas míticas

Luego se encuentra Cleopatra, reina de Egipto, amante de Julio César y de Marco Antonio,  la cual se suicidó dejándose picar por un áspid para no caer prisionera del victorioso Octaviano. Era personaje emblemático de la seducción y de la lujuria.

Seguida de esta reina se encuentra Helena, esposa del rey Menelao, mujer más bella del mundo, se dejó  seducir y raptar por Paris, provocando la guerra de Troya viviendo luego con éste  en Troya, como su esposa. Helena se encuentra en este círculo debido a que es el  prototipo de la mujer que sabe que su hermosura la salvará de todos los malos pasos.

Helena se encuentra en el infierno junto a Paris, príncipe troyano que muere a causa de  Filoctetes el cual le disparó una flecha mortal. Se encuentra en este círculo debido a que se dejó llevar por la lujuria al raptar y al casarse con Helena.

Otros de los personajes representantes de la lujuria en el infierno son Aquiles y Tristán, el primero héroe de los sitiadores de Troya y feroz guerrero artífice de la victoria. Se enamoró de Polisena, hija de Príamo, y fue muerto en combate por Paris, hermano de aquélla. El segundo, Caballero del ciclo del rey Arturo  se enamoró de Isolda, esposa de su tío. Ambos se encuentran en el círculo de la lujuria debido a que se enamoran de mujeres que ya eran casadas, es decir se dejan llevar por el placer del amor sin importarles lo anterior.

Luego de la presencia de estos personajes nombrados Dante quiso hablar con algunos que parecían al viento ligero, estos son Dido, esposa de Siqueo. Ella se dejó llevar por la lujuria debido al amor a Eneas, se suicidó y traicionó así las cenizas de su esposo.

Historia de Francisca

Seguida de esta se encuentra Francesca da Rimini, fue la esposa de Gianciotto Malatesta, señor de Rímini, hombre de valor pero deforme físicamente. Francesca se enamoró de Pablo su cuñado, hermano de Gianciotto. Ambos se enamoraron y fueron sorprendidos por el marido de Francisca, Gianciotto,  que mató a ambos atravesándolos de una sola estocada, violento, sin confesión, y conduciendo a las dos almas a la condena.

Francisca narra el evento ocurrido: mientras leían el muy divulgado entonces relato francés sobre las aventuras de los Caballeros de la Tabla Redonda. Como el amor a Lanzarote, amante de la reina Ginebra, era uno de los caballeros de la Tabla Redonda, oprimido por el amor y ante la insistencia de Ginebra, esposa de Arturo a quien Lancelote le debía fidelidad, le revela su amor. Francisca y Pablo estaban solos y “sin sospecha alguna”, es decir sin malicia previa. Cuando resuena la alegre risa de Ginebra y es besada por Lancelote, el relato llega a su clímax, y los cuñados se besan.

Los personajes condenados en el Infierno se encuentran, en tanto almas, en un estado definitivo e inalterable, son almas separadas de sus cuerpos. Sin embargo, a pesar de su inalterabilidad temporal y espacial no producen el efecto de muertos, sino de vivos. En un lugar que se supone eterno, tienen lugar sucesos, acontecimientos y transformaciones; hay historicidad, cambio y desarrollo. De ahí el realismo de Dante: la imitación de la realidad es imitación de la experiencia sensible en la vida terrenal.

Simbología subyacente

La figura supera lo simbólico, pues  la eternidad se convierte, por momentos, apenas en un escenario. Aquí en donde  la imagen del  hombre se antepone a la imagen de Dios. El viaje imaginario de Dante puede ser interpretado como una alegoría de la purificación del alma. Y además, se deriva de la consecución de la paz bajo la guía de la razón y el amor.

Es por esto que la Divina comedia es en sí la representación de una experiencia de la vida del hombre. Da a conocer sus sentimientos, emociones y pasiones reconociendo así su grandeza. Esto a pesar de que se encuentren en el infierno y son castigados, en ese canto por ser lujuriosos, representando la libertad que cada personaje tenía en sus acciones en la vida y dándole importancias a la misma a lo largo de la historia.

Además de estas obras representativas descritas, existen muchas más donde se evidencias los mitos más relevantes de la civilización griega.

Si te interesó la información de este artículo, quizás también te interese saber acerca de la mitología celta.

Deja un comentario